CON EL VIENTO DE MERITXELL COLELL. EL RETORNO A LAS RAÍCES


Equipo de Con el viento durante la presentación de la película en el Festival de Málaga 2018 (Fotografía: Lorenzo Hernandez)


TÍTULO: Con el viento. TÍTULO ORIGINAL: Con el viento. AÑO: 2018. NACIONALIDAD: España-Francia-Argentina. DIRECCIÓN Y GUION: Meritxell Colell. DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: Julián Elizalde y Aurélien Py. MONTAJE: Ana Pfaff. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Mónica García, Concha Canal, Ana Fernández Elena Martín. DURACIÓN: 108 minutos. PÁGINA WEB OFICIAL: http://www.conelviento.es/.

CALIFICACIÓN: 




En el último Festival de Cine de Málaga, celebrado el pasado mes de abril, la primera película que pudimos ver en la sección Zonazine (la dedicada a cine alternativo e independiente y a propuestas audaces que se salen del mainstream, equiparable a Zabaltegi en el Festival de San Sebastián o Una cierta mirada en Cannes) fue Con el viento de Meritxell Colell. Y, sin duda alguna, fue una de las principales y más agradables sorpresas del certamen, logrado la Biznaga de Plata de la sección a la mejor película española. Frente a otras películas de Zonazine, con esquemas narrativos y visuales más rupturistas, Con el viento atrae porque constituye un viaje hacia la sencillez, un progresivo despojamiento de los oropeles prescindibles para descubrir lo esencial e irrenunciable. La cartelera se puede llenar de títulos con tramas trepidantes y escenas llenas de efectos especiales y de espectacularidad pero quien acuda a ver la película de Meritxell Colell se encontrará con una delicada joya que le hablará de las servidumbres en las que hemos caído y que nos impiden ser lo que verdaderamente somos.



Meritxell Colell (Fotografía: Lorenzo Hernandez)


Protagonizada por dos actrices debutantes y no profesionales, Concha Canal y Mónica García (quienes interpretan a madre e hija, respectivamente), están acompañadas por la veterana Ana Fernández (la inolvidable protagonista de Solas) y la joven Elena Martín (protagonista y directora de de uno de los grandes éxitos del año pasado, Julia ist). Mónica García interpreta a una bailarina que vive en Buenos Aires que tiene que volver al pueblo de Burgos donde nació debido a la grave enfermedad de su padre. Allí, retomará las interrumpidas relaciones con su madre (Concha Canal), su hermana (Ana Fernández) y su sobrina (Elena Martín). Mónica contemplará cómo, a partir de los choques y emociones que nacen de esas relaciones, surge una profunda transformación personal que le hará replantearse toda su vida.



Mónica García (Fotografía: Lorenzo Hernandez)


Acorde con el desarrollo del argumento, la película evoluciona visualmente de modo que, en su primer tramo, cuando la acción tiene lugar en Buenos Aires, la cámara está inquieta, nerviosa, desprovista de un asidero donde asentarse, reflejando, contagiándose, de la situación anímica de la protagonista, mientras que, tras la llegada a su pueblo natal, la imagen se serena, se calma, parece empezar a conectar con la tierra que está grabando, reposa sobre ella y capta con emoción y sensibilidad la belleza de un paisaje que, conforme avanza el metraje, de parecer ser una fuente de hostilidad se va convirtiendo poco a poco en el perfil de un hogar anhelado y añorado (en este sentido, el tratamiento visual que Meritxell Colell hace del paisaje recuerda, para bien, el que Mercedes Álvarez aplicó en su documental El cielo gira – 2004 –). En consonancia con el tono del film, las interpretaciones son sobrias, sencillas, desnudas hasta donde es posible de técnicas y recursos pero plenas de sentimientos nacidos del interior de los personajes, sabiendo plasmar tanto su evolución personal como las tensiones implícitas que surgen entre ellos a raíz de la situación que constituye el detonante inicial.



Concha Canal (Fotografía: Lorenzo Hernandez)


Con el viento es un delicado, sutil y emotivo ejercicio contemplativo donde, aunque el espectador poco atento puede afirmar que no parece suceder nada, sí sucede todo un hervidero de inquietudes y sentimientos. Esta película narra la sensación de desamparo de quien se ha marchado de su lugar de origen pero que experimenta que ese lugar de origen no se ha marchado de su interior, de la ausencia de anclas que sostengan la identidad y del peso que supone sentirse de un lugar donde tu personalidad no puede desarrollarse. Tierna y serena, es una película para espectadores que quieran degustar películas sencillas pero plenas de verdad y vida. Con el viento conecta con ese éxito editorial que ha sido La España vacía de Sergio del Molino, solo que, prescindiendo de la gélida rigurosidad analítica del ensayo, nos habla con los ojos del corazón y del alma.


TRÁILER DE LA PELÍCULA:



  





Imágenes de Con el viento



Comentarios